El Sueño de los 10

Traducido al español Martina Bedregal Calderón, Kiel, Germany

:::::::::::::::::::::::::::::::

EL SUEÑO DE LOS 10 DE LISA MARTIN

Hoy escribo lo que nos ha pasado durante los últimos 20 años.
Me llamo Lisa Martin, y he nacido a la mitad de los años sesenta en Essen (Alemania, Cuenca del Ruhr).
Y al siguiente año voy a cumplír 60 años.
He vivido unos años fascinantes, emocionantes y productivos. Años en cuales yo con el apoyo de otros he podido lograr mucho más, he podido cambiar mucho más de lo que yo me imaginaba al fin del último siglo.

Y todo comenzó con mi / nuestro sueño!

Pero quiero contar desde el comienzo. Al comienzo del nuevo milenio, cuando yo cumplía 39 años el día 31 de Enero, yo me fué a dormir despues de una linda, tranquila fiesta de cumpleaños con mi familia, con amigos y conocidos.

Hemos reído y hablado mucho este día, como siempre en este tipo de eventos. Bueno, en esta noche yo tuve un sueño:

Yo caminaba por una calle, nuestra calle. Pero todo era bastante borroso. Yo seguía caminando, y poco a poco todo se volvió más claro.

De alguna manera todo era diferente, aunque era nuestra calle. Todo era más verde y más fresco, no tan desolado como era normalmente. Yo miraba de cerca: todas las casas eran bien cuidadas, las fachadas y los techos estaban con vegetación. Todo emitía tranquilidad y armonía, algo que en la vida real yo no sentía.

Las caras de la gente brillaban en concurso con la radiación del sol, ninguna cara descontenta se miraba, la gente seguía andando y saludaba amablemente. Eran mis vecinos? Ellos también parecían cambiados - más contentos, pero también más viejos. Todo era diferente.

Yo dejaba de pensar y segía caminando por la calle; y de alguna manera yo llegaba a otro lugar.

Donde estaba yo? Todo era extraño - pero aún - conocido de alguna manera!

Nueve personas me esperaban, y tenían caras de extranjeros.

Pero yo no tenía miedo; la atmosfera era relajada y positiva.

Un hombre me hablaba, „Hola, soy Pedro y vengo de Brasil. De donde es Usted?“

„Soy de aquí; yo he caminado por mi calle, pero todo ya es desconocido para mi. En donde estamos?“

„No lo sé exactamente, pero todos hemos caminado por nuestras calles; yo en Brasil, Li Ping en China y Jim en Canada, y Ali en el Iran. Todavía no he hablado con los que llegaron más tarde. Todo es un poco extraño“, dijo Pedro. „Y de donde es Usted?“

„Soy de Alemania“ yo respondía. „Pero como he llegado hasta aquí y donde estamos?“

La situación era realmente extraña. En un lugar tan lindo se encontraban diez personas, simplemente así. Y cada uno de ellos era de otro país u otro continente.

Nos presentabamos uno al otro. Era simplemente así. De cierta forma la situación era evidente. Nos entendíamos uno al otro, pero no sé en que idioma se hablaba.

Diez personas caminaban por su calle. Cada uno de ellos miraba a su calle y su alrededor como más bonito y amable que antes. Todos seguían andando y se reunieron en este lugar.

Diez personas en una situación muy extraña.

Pero despues de hablar a lo largo sobre varias cosas como siendo buenos conocidos o amigos apareció la pregunta, „Que hacemos aquí, porque nos hemos reunido justamente aquí?“

No se ha podido aclarar estas preguntas. No sabíamos ninguna razón y ningun interés común.
Pero el sentido de unidad, tal como si eramos una familia, eso existía entre nosotros. „No queremos meternos entre ceja y ceja, queremos volver a encontrarnos.“

Todos tuvimos este fuerte deseo - tenía que ser posible de quedar en contacto!

„Si, pero ni sabemos donde estamos“, dijo Inés de Mexico, casi desolada. Estabamos tan alairito, tan cerca.
„Yo sé!“, exclamó Ragaonah de Madagascar. „Ponemos un aviso en un periódico que se puede comprar en todo citio.“

„No existe un periódico como tal. Pero podemos acordar cuales periodicos son los más aptos, y cada uno hace un anuncio en un periódico de otro país. Tenemos la Prawda en Rusia“, dijo Igor. „Y debe a ver un periódico chino alcanzable desde mi lugar.“

Li Ping asentí con la cabeza. „Yo puedo ponerme en contacto con la Guangming Ribao! Y debe ser posible poner un aviso en un periódico del Iran.“

„Si.“ - Ali estaba con la cara tensa. - „Tenemos la Abrar. Y debe a ver una conexión a Madagascar.“
Ragaonah reía; „Pon un aviso en la Madagascar Midi; yo la leo todos los días. Y en Australia habrá también periodicos grandes."
„Yo puedo estar en contacto con la ‚The Australian‘.“ Gill resplandecía. „Y yo voy a poner un aviso en Chile.“

„En ‚La Tercera de la Hora‘, es nuestro periódico más importante. Y en Brasil yo conozco la ‚O Globo‘; si estas de acuerdo, Pedro, yo puedo poner un aviso allí.“

„Claro, yo la hubiera propuesto“, dijo Pedro. „Y cual es el periódico adecuado para ti, Inés?“
„La „Esto“, la puedo leér también en el campo.“ Inés miraba a Jim con cara inquisitiva.

„Yo puedo conseguír la ‚Toronto Globe and Mail‘. Y de lo que yo sé, Lisa, Ustedes pueden conseguír la ‚Frankfurter Allgemeine‘ en todos los lugares“, explicaba Jim.

Yo asentía. „Y yo pongo un aviso en la ‚Komsomolskaja Prawda‘. Entonces no nos vamos a perder. Pero en qué día, y que vamos a escribír? De otra manera nunca encontraríamos los avisos.“

„Eso no es tan fácil.“ Gil se puso a pensar. ------------- „En donde estamos aquí, en la Tierra? Entre dormír y estar despierto? En un espacio lejos de la Tierra?. No sé como definirlo.“

Jim reía, „Quizás es solo un sueño.“
„Pero como pueden los sueños ser tan real, tan concreto?“ Igor meneaba la cabeza. „Bueno, ya no es tan importante, sopongamos que es un sueño. Lo importante es que nos volvemos a encontrar en la realidad y qe escuchamos uno del otro.

Somos diez personas. Porqué no escribimos „El sueño de los 10...y yo sigo escribiendo ‚Li Ping, presentate, Igor‘. Entonces Li Ping tiene la oportunidad de escribirme una carta con su dirección, etcétera.“

Li Ping se puso a pensar. „Y en qué idioma voy a escribír?“
Nadie había pensado sobre eso. En cual idioma estabamos conversando? Estabamos hablando simplemente como con un vecino!!!

El alrededor se volvió brumoso y borroso. Ali llamaba, „De todas maneras el aviso debe estar enlos periódicos el día 21 de Febrero. Y con el idioma cada uno ...ser..... d...e....v....s...“

Allí estaba yo, hechada en mi cama.

Fué un sueño? Estuvo real o no? Justo estaba parada allí, con amigos - y ahora estaba hechada aquí.
Yo me levantaba. Tenía que apuntar todo. Nunca había soñado tan real.

Me demoraba un tiempo en poder pensar claro otra vez. Yo apuntaba todo y leía todo una y otra vez.

Era solo un sueño. Realmente bebería ponder el aviso? ¿Cual iba ser el resultado? ¿Y en Rusia? En el sueño era algo normal, pero ahora, en el estado despierto...

Yo me acostaba de nuevo y dormía. Y en la mañana contaba el sueño a mi familia.

Mi esposo Kurt dijo, „Alégrate de haber tenido un sueño tan agradable y de poder recordar todo. Pero solo era un sueño.“

Mis gemelos de 15 años estaban encantados. Kathrin se puso a pensar, „Voy a informarme sobre como podemos ponder el aviso a la Prawda. El papá de Nicki trabaja para un periódico; él nos ayudaré seguramente.“

„No vuelvas loca a toda la gente con el sueño de mamá.“ Kurt no estaba tan entusiasmado. „Es solo un sueño, no te olvides.“

„Y si es más de un sueño?“ Jens miraba a su papá con cara enojada. „Sería lindo tener conocidos en todo el mundo gracias a un sueño. Quizás podemos hacer vacanciones allí. Mamá, de donde era toda la gente?“

Eso era típico para Jens - de frente a la diversión. Así debe ser cuando uno tiene 15 años de edad. Yo le contaba de los países. Y luego ya no se hablaba más del sueño.

El sueño no estuve real; me hizo pensar, pero despues de un tiempo empezaba de pensar en otras cosas. La vida cotidiana me tenía ocupada: la familia, el hogar y los 25 horas a la semana trabajando en la empresa; yo tenía otras cosas en que pensar.

Hasta que llegó el 25 de Febrero.

Cuando pasaba por el kiosko, me compraba el periódico „Frankfurter Allgemeine“.

No podía créerlo - entre los avisos comunes encontraba el aviso acordado: „El sueño de los 10 - Lisa, por favor, comunicate conmigo, Jim.“ Y enseguido unas cifras.

Y ahora? He perdido la oportunidad? No se ha podido acompletar el círculo? Yo estaba desolada. Qué iba a hacer? Era demasiado tarde.

Me fuí a la casa, desolada. Siempre pensaba como he podido corregir este error. No he creído tanto en la realidad de este sueño. Pero todo el tiempo he sentido que era importante actuar en acuerdo con este sueño.

Primero me escondí en un rincón. Qué iba a escribir a Jim? Quizás habrán maneras como ubicar a Igor. Los pensamientos dieron vuelta y vuelta en mi cabeza.
Derrepente escuchaba a Kathrin llamandome. Parece que ella había llamado varias veces antes que yo me daba cuenta. Y luego ella se paró delante de mi con expectación.

„Mamá, hoy es el 21 de Febrero. Has leído la ‚Frankfurter Allgemeine‘?“
Yo asentía con la cabeza. „Y no he puesto el aviso en la ‚Prawda‘. Ahora el círculo no puede ser cerrado“, yo respondía con tristeza.

„Pero yo, pero yo, pero yo!“ Kathrin daba gritos de júbilo.

Era correcto lo que yo escuchaba? „Tu has puesto el aviso, de verdad?“

Me levantaba de mi sillon. Miraba a mi hija con entusiasmo. „Realmente? De verdad? Tal como quedabamos?“ Los pensamientos de nuevo daban vuelta en mi cabeza. Era cierto?

Mi hija contestaba afirmativamente y sonreía. La abrazaba con alegría. „Eres un tesoro, Kathrin.“

„Si mamá, lo he pagado de mi semanada. No he podido dejar de pensar en eso. Y luego hablé con el papá de Nicki, y él se encargó de eso. Costaba algo de 50 Euros. Pero valió la pena.“

Yo me sentía aliviada, muy aliviada, como si un peso enorme se hubiera caído de mis hombros. Y poco a poco llegaba la comprensión. Era un sueño. Las personas eran reales. Por el sueño estabamos capaces de pondernos en contacto. Este sentimiento de afinidad puede ser real, ser vivido.

Todo este asunto tenía un significado transcendental? Qué iba a pasar conimgo? Era posible organizar un encuentro con todos? Mil preguntas, pero todavía ninguna respuesta. Y hablando de respuestas - yo tenía que alistar la carta para Jim.

Que era lo que yo tenía que escribír? Del sueño? - Si, pero solo un poco, de como yo me sentía. De todo lo que hago, de mi familia, mi profesión, mis pasatiempos. Y en que idioma? Bueno, en Inglés, y Kathrin me puede ayudar. Ella tiene cursos de especialización de Inglés.

Y luego yo envié la carta a Jim.

Despues de haber visto el aviso, yo sabía: ahora va pasar algo muy especial, algo para todo el mundo.

No he podido agarrarlo, nombrarlo, pero lo sentía. Y Kurt estaba orgulloso de su hija, aunque era sólo un sueño, un sueño volviendose realidad.
Yo puso la copia de mi carta y de la carta de Madagascar junto a estos apuntes.

Querido Jim,
no he esperado que este sueño se vuelva realidad. Yo no puse el aviso para Igor, pero mi hija lo hizo para mi. Estoy muy felíz. Sueños pueden volverse realidad.

En la noche del 31 de Enero al 1ero de Feberero yo tenía este sueño, en el día de mi cumpleaños de 39 años. No sé que significado puede tener este sueño, pero yo estuve muy contenta y felíz como nunca antes en mi vida. Y yo siento de que este sueño tiene alguna importancia. Yo quiero volver a verlos a todos Ustedes.

Lo que más me recuerdo de este sueño es la armonía enter las tres personas extrañas y el poder hablar uno con el otro sin dificultades del idioma y aunque todos hablamos diferentes idiomas.

Y lo de la calle! Era mi calle, la calle en cual yo vivo actualmente. Pero tan acogedora, tan armónica, verde y agradable como nunca la he visto antes. La gente, mis vecinos, me parecían más viejos, pero estaban con más alegría y satisfacción que antes en la vida cotidiana. Hasta nuestro renegón, un hombre de 59 años de edad de la vecindad, me saludaba amablemente y se paró al lado de otro vecino. No he podido créer este cambio.

Yo te he hecho un mapa de nuestra calle, y también los cambios en el sueño. Me recuerdo de tantos detalles, mientras en el mismo sueño no me dió cuenta. Habá otra generación de automóviles en las calles y mucho menos automóviles. Había menos lujo, pero no lo puedo definir bien. Pero es igual, todo estaba más lindo.

Y ahora quiero contarte de mi.

Vivo en Essen, en una ciudad grande en la Cuenca del Ruhr. Mi esposo se llama Kurt, y él va cumplír 41 año. Tenemos gemelas, Kathrin y Jens, ellos tienen 15 años de edad y van a la secundaria al 9eno grado.

Yo trabajo 25 horas a la semana en una empresa pequeña, trabajo como secretaria. Yo estaba contenta de mi vida hasta ahora, pero desde el sueño yo quiero más. Yo veo las posibilidades y oportunidades, yo tengo el deseo de mejorar mi calle paar que sea tan bonito como en el sueño. Voy a hablar con mis vecinos, mostrarles los diseños que he hecho, la calle tal como es ahora y como podría ser si cambiamos algo.

En mi vida de antes yo no he sido la persona para promover o cambiar algo; he participado en actividades, pero nunca yo he comenzado algo. Ahora comienzo a cambiar mi calle, mi alrededor. Yo nunca quería cambiar al mundo y nunca he visto una oportunidad para hacer eso. Pero sé adentro de esta vez voy a lograrlo. Porque tengo el imágen en mi memoria.

Existe la posibilidad de un nuevo encuentro para los diez soñadores? Como podemos estar en contacto, eso debe ser posible. Yo creo en eso. Estoy de acuerdo de realizar este encuentro aquí en Alemania. Pero es importante que todos vengan. Yo puedo viajar por el mundo para verlos a todos Ustedes.

Estoy esperando tu respuesta y espero (creo) una noticia de Igor. Vuelvo a comunicarme contigo cuando tengo una noticia.

Hasta la vista,

Lisa Martin

Yo he traducido esta carta el Inglés y la he enviado a Canada a la casa de Jim.

Raganoah Andrianjaly de Morondava

Querido Ali,
yo tuve este sueño en cual nos hemos conocido, el día 31 de Enero. Has pensado de que el sueño se vuelve realidad?
Mi padre puso el aviso para Gill al periódico de Australia. De alguna manera él lo logró. En el sueño todo parecía tan fácil. Aquí muchas cosas no existen como en los otros países.

Sobre el sueño: era agradable y armónico.

Yo tuve el deseo muy fuerte de hacer realidad de este sueño. Pero no creía que un cambio como este es posible.
Un cambio en nuestra calle era: todos los niños que yo no conocía pero que parecían ser de nuestro entorno, tenían los dientes muy sanos. Y también muchos de los jóvenes. Toda la gente tenía más edad que en la realidad. Un hombre crucaba mi camino que parecía mi hijo en 15 o 20 años.

Un cambio externo importante era que las casitas de mi pueblo se miraban estables y seguros.
Yo tuve la suerte de vivir cerca a una ciudad cuando era niño y que mis padres me hicieronaprender léer y escribir, igual mis cinco hermanos y hermanas.

Mi esposa todavía no sabe bien léer, pero yo la enseño todo lo que sé.

Espero que podemos vernos otra vez. Pero necesito todo el dinero que tengo para seguir viviendo, por eso no puedo viajar. Pero si todos lo desean, estan bienvenidos en mi pueblo.

Ojalá hasta pronto!

Ragaonah Andrianjaly

Y nos hemos encontrado en Madagascar.

Todos encontraron una posibilidad para viajar.

Hemos juntado el dinero para el viaje. Algunos no tuveron problemas,pero otros viven de día en día. Entonces hemos preguntado a familiares y conocidos hasta que tuvimos el dinero para todos.

Ragaonah entusiasmó todos en su pueblo, y el bienvenido fué lindo cuando llegabamos allí el 16 de Setiembre.
En su carta él escribió sobre las condiciones difíciles, pero las cosas cambiaron en su pueblo. Y todos tuvimos esta experiencia en nuestro entorno.

De alguna manera el sueño era como una enfermedad contagiosa, una que todos querían tener.
El pensamiento no cambió solo en nosotros, pero también en nuestro entorno.

Pero ahora cuento del encuentro.

Nos conocíamos, nos hemos reconocido, pero estuvimos diferentes del sueño!
Qué era diferente?
Nos miramos uno al otro - si , estabamos más jóvenes, mucho más jóvenes.

Cuando yo miraba a Jim - no, no era un hombre adulto, pero un joven o adolescente. Máximo 20 años? En el sueño el parecía tener mi edad. Y esta diferencia se notaba en todos los soñadores. Tal como si nos hemos visto 20 años despues.

Pero eso no importaba en el primer momento. Nos abrazabamos, felices de estar juntos otra vez.

Todo el tiempo, los 14 días, nos sentimos bien, Conversabamos con los manos y los pies. Porque no era como en el sueño cuando cada uno entendía el idioma del otro.

Pero nos hemos entendido cada vez un poco mejor, a más tiempo y más conversaciones. No hubo prejucios ni barreras.

Y con cada conversación comprendíamos más. Era fácil encontrar unidioma común, porque algo nos unía que se puede explicar con palabras. Nos sentíamos libres y abiertos como nunca antes.

La cognición de este encuentro.
Los diéz nos sentíamos alégres y responsables para lleval la luz a nuestro entorno, para hacer nuestro medio ambiente más agradable y amable.

Queríamos quedarnos en contacto y volver a vernos todas las veces posibles.

Y sabíamos que podemos envolver a todo el mundo, una unión de amistad, más fuerte que la codicia, que el empeño de posesión y el poder.

Cada uno de nosotros pensaba en su propio entorno, tal como estaba ahora, como era antes y durante el sueño.
Teníamos una meta. El entorno tenía que ser como en el sueño. Porque así estaba en nuestras cabezas, bien establecida.

Y no necesitabamos preocuparnos. Sabíamos podemos logral el cambio. No sé de donde tomabamos esta confianza, pero así era.

Se nos hizo difícil despedirnos, pero nos pusimos de acuerdo sobre una cadena de información. Cada uno escribía al siguiente, tal como en los avisos, y juntaba las informaciones de las otras cartas. No era tanimportante como se lo hizo.

Estabamos en contacto, y en las cartas se sentía la alegría y la voluntad de otro punto, de querer cambiar el alrededor de cada soñador.

Despues del encuento me hizo unos apuntes sobre los soñadores, los voy a añadir aquí.

Pedro viene de Brasil y tiene algo más de sesenta años. Cuando tiene la oportunidad, trabaja unas cuantas horas diarias para diferentes personas. El vive con sus hijos y nietos al borde de una ciudad grande en las favelas. El contó el sueño a sus familiares y colegas. Un empleador le escuchó y puso el aviso. Este empleador le consigió el vuelo y apoya a Pedro en todo lo que él puede.

Un cambio muy importante para Pedro: había más y más esquinas y calles donde ya no se miraba tanta basura.

Li Ping vive en Cina con su esposo y su hijo y tiene un poco más de treinta años. Ella trabaja en una fábrica, y un colega de ella puso el aviso. Ella está felíz de que el trato de la gente en su entorno se ha vuelto más amable.

Jim vive en Canada con su mamá, la nueva pareja de su mamá y con dos hermanas. Su tío estaba tan fascinado del sueño que puso el aviso en el periódico ‚Frankfurter Allgemeine‘.
Nos contaba de que él contó la historia a algunos amigos indígenas y que ellos ahora tratan de recordar las tradiciones de antes en unión con las ventajas de la vida moderna.

La tierra natal de Ali es el Iran. El tiene un poco más de 40 años y contaba todo primero a los hombres de su familia. Pero era su mamá que puso el aviso.
En Iran hay una pelea por pastos para el ganado desde siglos. Y aunque ha no hubo muertos en el entorno de Ali en los últimos años, siempre seguían las discusiones entre grupos de nómadas. El sueño ha ayudado a reducír estos disputos en la región donde vive Ali, y por primera vez se juntaron para buscar una solución adecuada para todos.

Igor es un comerciante ruso. Lo hemos conocido diferente,pero él nos contó de que él hizo muchas cosas buenas con su dinero antes del sueño. El tiene bastante dinero y tiene cinquenta años. El contó el sueño a sus hijos como un cuento. Y con sus amigos apostaba. La puesta: si él iba a lograr a ponerse en contacto real con la gente del sueño, iba a cambiar su vida. El mismo puso el aviso en el periódico. El dice que lleva una vida mejor ahora, siempre disponiendo bastante dinero y tiempo junto con sus amigos para los cambios. Con sus acciones ayuda a mucha gente y da nuevas oportunidades a gente pobre - empleos, atención médica y otros proyectos que dan a la gente una vida digna.

Gill es una estudiante en Australia. Su enamorado quería que ella no se iba a quedar triste encaso de que no iba a ver una respuesta, a él puso el aviso.
Despues de la respuesta comenzó un movimiento entre los estudiantes de su universidad. Ya no hubo marginalización entre los estudiantes. Ella nos contó con gran entusiasmo.

Juanita vive con su familia en una gran finca en Chile. Una de sus ampleadas puso el aviso. Aunque ya hubo más antes un buen trato entre los habitantes de la finca, la relación entre todos, familiares y empleados, es ahora aún más amable. Con los otros dueños de las fincas ya hay un intercambio, y mucho está cambiando, en especial para los minifundistas y los campesinos.

Inés habló de los cambios en su trabajo. Ya hay más respeto para ella y se hablaba con más comprensión en caso de problemas. Su esposo puso el aviso.

Eso son las cogniciones.

En mi entorno todo se volvió más limpio, más verde, más amable en el lapso de un año. Hasta el malgeniado de nuestra calle cambió de caracter. El es el primero ahora que se pone en acción cuando hablo del sueño.

En un momento él me dijo que él perdió el contacto con su familia por su propia culpa y que se le hizo difícil vivir con esta carga. El sueño daba un nuevo sentido a su vida. Unos años depues del sueño sus familiares se pusieron de nuevo en contacto con él.

Todos los 10 vivimos ahora en un entorno armónico. El desarrollo pasó rápidamente.

Y luego llegó de nuevo mi cumpleaños.

Festejabamos con los vecinos y amigos, pero ahora mucho más personas festejaban juntos. Festejabamos también el sueño que sucedió hace un año, y por su puesto también los cambios en nuestros entornos (ahora cubrió todo el barrio)

Y luego, en la noche, yo tuve de nuevo este sueño.

Pero era algo diferente. Yo conocía la situación, las otras personas no la conocían. Y yo era la primera en el sueño! Iba por el alrededor ya cambiado, y todo cambió mucho más que en la primera vez.

Derrepente yo llegué, como PRIMERA, en el mismo lugar como hace un año.

Luego las personas caminaban hacia mi, con sus ojos abiertos, curiosos, despiertos. Pero no eran los amigos del sueño, no, era gente extraña y conocida al mismo tiempo.

Primero llegó un hombre de 50 años. El preguntaba, „Donde estoy? Es tan diferente. Hace un rato yo estaba en mi casa.“
Yo le explicaba la situación y tambien que yo pasó por todo eso hace un año y que este sueño cambió mi vida entera.

Las otras personas se acercaron lentamente; escuchaban a mi cuento con asombro. Luego hablabamos de todo que se nos entró a la mente. Como en la última vez se sentía una gran armonía. Y el deseo de cambiar el entorno del domicilio de cada uno - tal como lo vimos cambiado en el sueño.

En total eran 10 nuevas personas en el sueño.

Porqué estaba yo en este sueño, y donde estaban mis amigos del sueño anterior? Estos pensamientos aparecieron en mi mente, pero yo sentía que yo no era una de 10 soñadores que no sabían de nada.
Aquí yo era la persona de contacto para estas 10 personas, gente que vivía en todo el mundo, igual que mis amigos.

Todos los 10 nuevos soñadores querían quedar en contacto, igual como enla última vez, y querían poner avisos para volver a encontrarse. Y elegían el mismo camino como hace un año, quedaron de acuerdo de que la fecha para los avisos iba a ser el 17 de Mayo.

Yo sabía que iba a comprar el periódico de Austria para este día paar ponerme en contacto.

Igual como en el primer sueño el lugar desapareció en una nieblina, y me desperté en mi cama.
Esta vez yo me despertaba también y apuntaba todo. Y llamo por teléfono a Li Ping en China.
Y Li Ping había tenido el mismo sueño, pero con otras personas.

Durante el día nos dimos cuenta de que los 10 primeros soñadores lograron conocer a 10 nuevos soñadores.
Gente etusiasmada de la misma meta, igual que nosotros.

Ahora eramos 110 soñadores. Y pensandolo bien, mucha gente en nuestro entorno estaba entusiasmada y activa.

Cada uno de nosotros se encontraba con sus 10 nuevos conocidos. La armonía, la alegría y el sentido de cambiar el alrededor a algo más armónico estaba en todos nosotros.

Todo se desarrollaba automaticamente.
Los soñadores de los grupos tuvieron muchos contactos y relaciones entre ellos. Se formaban grupos regionales, grupos por continentes.
Cada soñador cambiaba las necesidades y condiciones en su entorno gracias a los cuentos sobre el sueño.

Y se veía también posibilidades de un mejoramiento en un entorno más amplio. Poco a poco se formaban más grupos, contagiados por los soñadores.

Despues de otro año ya había pasado tanto, y tres años despues del primer sueño todos los soñadores tuvieron nuevos encuentros con 10 nuevas personas.

Así eran 1210 soñadores, y en cada país se formaban islas d la esperanza, islas del cambio. Nadie estaba en contra. No hubo protestas ni manifestaciones.
La gente del entorno de los soñadores se entusiasmaron de los sueños. Y siempre hubo el deseo fuerte de cambiar el alrededor.
Cuatro años despues del tercer sueño cada soñador soñaba con 10 nuevas personas. 13,310 soñadores se reunían, y ocho años depues eran 146,410.

En todo el mundo vivían amigos. Gente que cambiaba a su entorno a algo más positivo y agradable por haber soñado o haber conocido a uno de los soñadores.
Ya no había guerras. El deseo de vivir en un buen entorno no existía solo en el ambiente cercano.

No, querían que mejoraba todo, en todo lugar, para una vida más agradable.
El pensamiento entero en la Tierra había cambiado. Por su puesto no toda la gente estaba de acuerdo. Pero los entusiasmados eran más, y eran fuertes y lucharon para una vida mejor.

Entre los soñadores los problemas eran conocidas, porque nuestros amigos vivían en todo el mundo.
Raganoah contaba que el hambre y los problemas dentales ya no eran un problema. El país no se hizo rico, pero la gente vivía mejor y vivía bien. Tenían lo suficiente para comer y ya no tenían que exportar alimentos que ellos mismos necesitaban.

Porque mucha gente quería crear un mundo para todos en cual valió la pena vivir.
Cuendo viene el siguiente sueño voy a ser una mujer anciana, pero sé que mis hijos y nietos viven bien, realmente viven.
Antes del primer sueño el mundo no parecía un buenlugar con aire para respirar para mis nietos.

Ahora sé que ellos van a tener este lugar para vivir. Y las siguentes generaciones también.

No sé porque fué elegida de buscar este camino junto con los primeros, pero estoy muy agradecida.

La última semana nos volvimos a encontrar, despues de 20 años, y todos estabamos igual como en el primer sueño de los 10.
Este sueño nos ha dado un futuro, un futuro que vale la pena vivirlo con alegría.

Voy a tratar de enviar este texto al pasado. Y espero que no se pierde. Porque la gente debe saber lo más antes posible que hay esperanza para los seres humanos.

Yo saludo a todos los seres humanos.

Lisa Martin

Pare que todos pueden vivir este sueño , lo he puesto al Internet. El encuentro para todos es www.Traumder10.de .


El sueño de los 10 me ha ayudado a mi, Maria Donner, que también soño este sueño, pare llevar una vida mejor, más activo y más armónico. Enviemos el sueño a todo el mundo.

Diese E-Mail-Adresse ist vor Spambots geschützt! Zur Anzeige muss JavaScript eingeschaltet sein!